Vendidas

“Cada vez que una voz se eleva contra la opresión, se hace eco de las voces que se han elevado antes que ella y de las que se elevarán un día”, afirmó Betty Mahmoody, quien fue retenida junto a su hijo durante dieciocho meses en Teherán. Con esta frase finaliza el prólogo que da inicio a Vendidas, la estremecedora historia de Zana Muhsen y su hermana menor Nadia. Ambas británicas, nacidas y educadas en Birmingham, criadas dentro de los valores tradicionales ingleses. Cincuenta por ciento yemenitas, por parte paterna, aunque de árabes solo tienen el apellido y algunos rasgos fisonómicos que les han sido heredados.

Fue durante el verano de 1980 que, encantadas por la ilusión de unas vacaciones exóticas, emprendieron un viaje hacia la tierra de su padre en las altas colinas del Maqbana. Entusiasmadas por la idea de andar en camello y bañarse bajo el sol en las orillas del Mar Rojo, ninguna de las dos imaginaba las violencias a las que serían sometidas a lo largo de toda su juventud.

No fue hasta llegar a destino que las hermanas Muhsen descubrieron el paisaje caótico que reinaba en aquellos pueblos perdidos de Yemen, localidades que ni siquiera figuraban en los mapas y estaban libradas a la voluntad de Dios. Para ambas ese lugar representaba un retroceso en el tiempo, el retorno a las costumbres medievales con todo lo que ello implica para una mujer.

Vendidas es una historia real y fue publicada en 1991 por Warner Books. Escrita por Zana Muhsen y Andrew Croftss, narra las penas que debieron atravesar estas dos niñas tras ser entregadas por su propio padre, a cambio de dinero, a una cultura misógina en demasía. Casadas a la fuerza y humilladas durante ocho años, dieron a luz en repetidas ocasiones. Los golpes y los abusos se repiten a lo largo de toda la historia y permiten experimentar en carne propia las dificultades que se vieron obligadas a sortear.

Con tan solo quince años Zana debió aprender a resistir. Con el paso del tiempo y los maltratos su cuerpo se enfermaba y se volvía más débil. No obstante, su fuerza de voluntad se intensificaba con cada noticia que recibía de Inglaterra. Los recuerdos de su infancia se tornaban difusos pero es esa misma guerra contra el olvido la que la impulsaba a rebelarse. Ella nunca les concedería el placer de la sumisión.

La esperanza y el odio fue lo que le permitió a la protagonista sobreponerse a esa dosis violencia y darla a conocer. Para sobrevivir tuvo que integrarse a una sociedad moralmente atrasada y convertirse en una esclava de su segunda cultura. Poco conocía los valores y la lengua de aquel país, aunque nada importaba ya que su opinión no tenía ningún peso. La historia está marcada por la crudeza de una realidad que continúa viva dentro de un país que, como afirma ella, “otorga más derechos a un mono que a una mujer”.

Los medios internacionales jugaron un papel clave en la recuperación de su libertad. Gracias al arduo trabajo de su madre junto a la prensa inglesa, el gobierno yemenita vio amenazada su imagen pública y devolvió a Zana la posibilidad de regresar a su país. Sin embargo, debió abandonar a su hijo y su hermana allí, y recobrar la lucha desde Inglaterra.

La vida de Zana, al igual que la de muchas mujeres vendidas como prisioneras gestantes, fue manchada eternamente. De la misma manera, quien lea esta historia no podrá hacerlo desde la indiferencia sino que comprometerse y empatizar con el dolor de estas hermanas es prácticamente inevitable. Narrada desde la perspectiva de quien atravesó las múltiples violencias, Vendidas es un relato de tortura y resiliencia que constituye una demanda al machismo de la cultura islámica.

Acerca del co-autor

Andrew Crofts es un escritor británico, educado en el LancingCollege, que tras mudarse a Londres con diecisiete años, pasó por todo tipo de trabajos mientras luchaba por establecerse como escritor freelance. Durante varios años trabajó como periodista y escritor de viajes,pasando mucho tiempo en el Lejano Oriente, el Caribe y el Pacífico Sur. Su carrera como escritor fantasma comenzó en la década de 1990. Él mismo afirma haber escrito más de ochenta libros para otras personas, siendo las novelas sobre Zana Muhsen dos de sus trabajos más conocidos y exitosos.


Cursa el último año de Comunicación en la Universidad Salesiana de Bahía Blanca, con ganas de especializarse en comunicación institucional. Amante de los viajes y la escritura.

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA