READING

Un juego para reflexionar sobre las familias

Un juego para reflexionar sobre las familias

¿Qué es una familia? ¿Cómo se construye? Con estas preguntas como disparadores esenciales, Daniela Sokolowicz, ilustradora, diseñadora y arteterapeuta, creó en junio de este año “Familia es donde haya amor”, un juego de la memoria o memotest que busca reflejar y acercarle a niñxs y adultxs las múltiples posibilidades de construir una familia. Bajo las premisas “Amor es respeto y cuidados” y “La familia a veces se construye, se busca, se elige”, la propuesta está pensada para personas a partir de los cuatro años de edad y contiene 30 fichas que, en simultáneo, plantean otras actividades posibles. 

Con consignas como dibujar qué es para quien juega una familia o reflexionar acerca del amor, respeto y cuidado como condiciones para formar ese vínculo, se presenta el objetivo de replantear la concepción tradicional de familia. “Personalmente prefiero utilizar este concepto y reservarlo exclusivamente para espacios en donde haya cuidado y respeto”, asegura su creadora en diálogo con Feminacida. “Creo que una cosa es la idea de parientes o tutores, con la responsabilidad legal que implican, y otra bien distinta es a quién sentimos como familia”, define. Las ilustraciones de las personas, además, contemplan la inclusión de una diversidad de cuerpos y grupos étnicos que se diferencia de las representaciones caucásicas que abundan en la mayoría de los juegos. 

El juego parte de la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral y sus propuestas complementarias para el trabajo en las aulas, tales como la serie “Cuadernos de ESI”. En estos se proponen, por ejemplo, cinco ejes temáticos para un abordaje integral de todas las dimensiones humanas (“Reconocer la perspectiva de género”, “Respetar la diversidad”, “Valorar la afectividad”, “Ejercer nuestros derechos” y “Cuidar el cuerpo y la salud”) dentro de los cuales se consideran las diferentes posibilidades de configuraciones familiares.

“La propuesta es una interpretación libre en la que confluyen el estudio de la ESI, experiencias personales y la observación de experiencias ajenas”, cuenta Daniela y agrega: “La diferencia central radica en qué se entiende por familia”. Además, sostiene que el material investigado contempla los lazos meramente humanos. “Sin embargo, en este juego no se plantea necesariamente así: la familia también es lo que unx elige. Por ejemplo, una familia puede ser una persona y su animal de compañía”, comenta la creadora. Desde esta perspectiva, las configuraciones familiares posibles son infinitas porque no dependen necesariamente de la convivencia, ni de la sangre, ni siquiera de lo humano. “Elegí el nombre ‘Familia es donde haya amor’, porque el foco está puesto en la construcción de vínculos que nos alojen, que funcionen como refugio”, aclara.

Consultada al respecto del surgimiento de la idea, comparte que diseñó el juego que le hubiera sido útil tener en la infancia: “La inspiración surgió hace dos años, luego de pensar qué podía hacer con un sobrante de cartón que tenía en casa. Se me ocurrió armar un memotest y me pareció que algunas cosas se podían relacionar con la ESI”. “Investigué material que solicité en el Ministerio de Educación y en un par de días tenía el prototipo armado. Como soy arteterapeuta, incluí también actividades para incentivar la expresión, creatividad, imaginación. Quería un producto que no se autolimite sino que proponga otras actividades en simultáneo”, comenta.

Un proyecto autogestivo y nacional

“Familia es donde haya amor” es un emprendimiento nacido en el barrio porteño de Villa Santa Rita y contó con la colaboración interdisciplinar de docentes, psicólogxs, diseñadorxs gráficxs, trabajadorxs sociales y acompañantes terapéuticxs, entre otras personas. “Como todo proceso, implicó varias frustraciones, en especial porque al principio prácticamente no delegué casi ninguna tarea, y por ende tuve que aprender muchas cosas desde cero”, comparte Daniela. “Pero después, pedí ayuda y opiniones y fue un placer y un privilegio sentir que no estaba sola en esto”, agrega.

Como parte de su construcción, fue certificado en el 2021 por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI – Ministerio de Producción y Trabajo) como seguro para mayores de cuatro años según las normas IRAM que comprueban la calidad de los procesos, bienes y servicios ofrecidos en Argentina. También fue testeado por el laboratorio Lenor Group antes de ser presentado al público en general. 

Juego, memoria, elección, respeto y cuidados son conceptos clave que funcionan como base y se entrelazan en una propuesta novedosa con el foco puesto en lo que significan los lazos familiares. Su creadora sueña con llegar a escuelas, juegotecas, consultorios de psicología y gabinetes de atención psicopedagógica como un recurso más para trabajar con la Educación Sexual Integral como bandera. “Quisiera que llegue donde se necesita. Hay una frase muy bonita de Saramago, que dice que siempre acabamos llegando donde nos esperan”, concluye.

“Familia es donde haya amor” tiene un costo de $1200 y puede conseguirse a través de su cuenta oficial de Instagram. Se coordinan envíos y facturación desde CABA para particulares o instituciones.

Si te gusta nuestro contenido y crees que hace falta más periodismo con mirada feminista, popular y de derechos humanos

sumate a nuestra comunidad y formá parte de está revolución.

¡Apoyá la autogestión!

Nació en julio de 1993 y lee y escribe desde que tiene memoria. Docente de nivel primario y periodista de vocación, siempre quiso dedicarse a escribir. Le apasiona la observación, la investigación y la comunicación y comparte algunas reflexiones sobre temas que le interesan en su blog llamado Las ideas y las cosas.

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA