READING

The Morning Show: la violencia dentro de los medio...

The Morning Show: la violencia dentro de los medios es registrada

“… Y después vivir con ese ruido eterno en tu cabeza por el resto de tu vida, el ruido que dice: eres sucia, tú provocaste esto, esto es tu culpa. Ver a gente perder su empleo y el mundo desmoronarse porque no pudiste encontrar la manera de decir que no”.

Mujeres contando historias

The Morning Show es una serie dramática impulsada a partir del famoso movimiento #MeToo (#YoTambién en español) que surgió en 2017 con el fin de denunciar los múltiples casos de agresión y acoso sexual cometidos por el productor de cine estadounidense Harvey Weinstein. Esta campaña logró un gran impacto social a nivel mundial, visibilizando la violencia y el comportamiento misógino ejercido por las figuras más poderosas del mercado del cine y el entretenimiento. 

Las actrices principales son también las productoras ejecutivas de la serie, lo que enmarca la presencia femenina dentro de la industria cultural para actuar, producir y escribir las historias de las que son protagonistas. En el marco de la semana de visibilización de la imagen de la mujer en los medios de comunicación, el objetivo continúa siendo terminar con los estereotipos, el sexismo y la discriminación: una responsabilidad colectiva para construir modelos culturales entre hombres, mujeres e identidades disidentes libres de violencias.

Violencia mediática e institucional

A las 03:30 de cada madrugada “se levantan, se bañan, se entalcan, se perfuman, se peinan, se visten, y así progresivamente van volviendo a ser lo que no son…”. La frase del escritor argentino Julio Cortázar rememora el comienzo de cada día para lxs conductorxs del noticiero The Morning Show.

Alex Levy (Jennifer Aniston) y Mitch Kessler (Steve Carell) comparten el trabajo de  presentar las noticias hace más de 15 años en un programa de estructura funcional a la audiencia y a todo un equipo laboral que se desarrolla en el canal UBA.

El conductor pareciera cumplir con el prototipo del “buen hombre”: carismático, compañero y aceptado por todxs. Sin embargo, Mitch es acusado de acoso y abuso sexual en el ámbito laboral, por lo que es despedido de su puesto. Este hecho genera un revuelo mediático y social  a partir del cual se inician una serie de sucesos que evidencian la impunidad del abuso de poder de los hombres cis dentro de los espacios de la comunicación: aquellos que controlan todo, que toman las decisiones, esos que callan y silencian, y son los encubridores que se cargan también las vidas de las denunciantes.

Luego de ser denunciado, expuesto y despedido, Mitch buscará la manera de limpiar su imagen. Desde su perspectiva, la serie también retrata cómo piensa, siente y vive el abusador: ¿Cuál es la lógica que persigue? ¿Cómo se arma y fragmenta la trama de poder patriarcal que sostuvo tanto tiempo de silencio? ¿Cuáles son las justificaciones y las diferentes formas de ejecutar la violencia desde sus privilegios?

“… Admito que estoy siendo obligado a examinar mi comportamiento. Sé que el mundo ha cambiado… ¿Pero no deberíamos todos regirnos por las mismas reglas? Tu historia saldrá a la luz de todas formas. Controlar la narrativa es más poderoso de lo que imaginas”.  (Mitch Kessler)

Ante la cultura del silencio, tejer redes

La serie pone en jaque la tan instalada cultura del silencio y la complicidad del entorno con la que la cronista revolucionaria Bradley Jackson quiere terminar. Interpretada por la actriz Reese Witherspoon, esta periodista llega a The Morning Show convocada tras ser vista en un video viral donde cubría una manifestación. Con perspectiva feminista, política y humana, el personaje genera incomodidad frente a la hipocresía del noticiero matutino  que logra el punto máximo de audiencia. 

La relación laboral de las conductoras es tensionada por tener diferentes perspectivas y formas de comprender el mundo. Además de las manipulaciones empresariales que los mandatarios del multimedio ejercen sobre ellas. Sobre todo con Alex, que lleva años siendo observada y juzgada por los mismos que creen ser dueños de su carrera profesional.

La sororidad juega un papel importante a la hora de enfrentarse a la difícil tarea de ir contra la violencia sistemática e institucional y con la que deben lidiar las mujeres trabajadoras de la comunicación de manera silenciosa e invisible.

Ficha técnica

Género: drama, periodístico / Productorxs ejecutivxs: Jennifer Aniston, Reese Witherspoon, Kerry Ehrin, Michael Ellenberg, Mimi Leder, Kristin Hahn, Lauren Levy Neustadter / Protagonistas: Jennifer Aniston, Reese Witherspoon, Steve Carell, Gugu Mbatha-Raw, Billy Crudup, Néstor Carbonell, Mark Duplass, Zach Braff / Duración: 1 temporada, 10 episodios / Lanzamiento: Noviembre 2019, Estados Unidos.

– Este artículo fue producido en el marco del Taller de Producción y Edición Feminista en Medios Digitales de Feminacida –

Nació en marzo de 1994 en La Matanza. Es militante feminista y escribe porque cree en el poder de las palabras. Viajera, actriz y fotógrafa por amor. Fan de la música, la siesta y la poesía.

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA