READING

She Taxi: donde hay una necesidad, nace una app fe...

She Taxi: donde hay una necesidad, nace una app feminista

María Eva Juncos es rosarina y hace más de diez años trabaja conduciendo un taxi en su ciudad. Durante años vio a sus pasajeras sonreír aliviadas al descubrir que la conductora era una mujer. Entabló distintas charlas con otras mujeres donde el denominador común respondía a las situaciones de acoso que habían vivido. Tanto de las pasajeras por parte de algunos taxistas, y de la misma María Eva por parte de pasajeros varones. 

A María Eva la movilizaron “las ganas de hacer algo útil para las pasajeras”. Y su objetivo fue que todas tuvieran la misma comodidad y seguridad que los hombres. Así fue como decidió desarrollar She Taxi: una aplicación móvil exclusiva para mujeres que garantiza una conductora del mismo género. Actualmente, planea mejoras y actualizaciones para responder a las necesidades de las pasajeras durante el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Inicios del proyecto

Las primeras preguntas que le surgieron a Eva fueron: ¿Cómo se hace una app? ¿Quiénes pueden desarrollarla? ¿Cuál es el costo económico de este proyecto? ¿Traerá problemas con el sindicato de taxistas? Decidida e incentivada, se contactó durante el 2016 con un desarrollador de aplicaciones con todas las ideas y funciones que había pensado para la aplicación. Luego decidió llamarla She Taxi: un nombre corto, simple y fácil de recordar. 

El camino fue complejo. En primer lugar porque María Eva debió endeudarse para iniciar el proyecto. Adquirió un crédito en un banco y aún hoy, casi cuatro años después, les restan nueve cuotas para cancelarlo.  En segundo lugar porque durante los primeros meses en los cuales la app estuvo activa, muy pocas taxistas la utilizaban, por dudas referidas a su gratuidad, por miedo a confrontar con sus maridos que también son taxistas y porque, como afirma su creadora, “a veces a las mujeres nos cuesta salir de lo conocido”. 

Ya en 2017 She Taxi comenzó a ser utilizada por un puñado de taxistas rosarinas y comenzó a correrse la voz entre ellas de que realmente era segura y gratis: no cobra comisión por los viajes. 

She Taxi hoy

Actualmente la app funciona en Rosario, Córdoba y Santa Fe, pero María Eva cree que de a poco se irá expandiendo por el resto del país ya que la respuesta de las pasajeras es muy alentadora. “Hay mujeres que esperan hasta media hora por un viaje con nosotras. Es evidente que las chicas se sienten seguras. No les importa esperar con tal de viajar con una conductora mujer”, sostiene en diálogo con Feminacida.

Respecto al trabajo durante la cuarentena explica: “Nosotras hacíamos mensajería antes de todo esto, y tenía un costo fijo de 170 pesos el envío. Esa era nuestra metodología en el contexto fuera de la pandemia. Ahora estamos reorganizando todo, corrigiendo y ajustando la app. Nuestra idea es que sea un servicio accesible. No queremos competir con los delivery de motos o bicis, simplemente queremos aportar desde nuestro sector ofreciendo un servicio que ayude a que las chicas se queden en sus casas”.

“Además hay otra realidad y es que, obviamente, nuestra demanda bajó muchísimo y necesitamos seguir trabajando. Es por esto que vamos a ofrecer el servicio de mensajería para particulares  que tendrá una distancia máxima de hasta 5 a 7 kilómetros”, agrega. Buscar una solución equilibrada para las pasajeras y las trabajadoras es su principal objetivo en estas circunstancias.

Este servicio de mensajeria y delivery se ofrecerá, por ahora, sólo en Rosario y tiene una distancia máxima porque desde She Taxi se pretende impulsar a los comercios de barrio, cercanos a los domicilios de las pasajeras y evitar realizar grandes recorridos. El pago del servicio será mediante pago electrónico para evitar el contacto entre las personas y los comercios deberán registrarse en la página oficial de la aplicación: www.shetaxi.com.ar

La app en números

 

 

 

 

87.830 son las necesidades no satisfechas de lxs usuarixs por falta de cupo de mujeres conductoras en un país donde la desocupación también es una cuestión de género. 

Cómo funciona la app

  1. Descargás la app al celular (disponible para Android e iOS)
  2. Pedís un taxi
  3.  Se te asigna un vehículo
  4.  El vehículo llega
  5. Viajás a destino.
  6. Ya en destino, calificás el viaje.

Maestranda en Comunicación Digital Interactiva. Prof. Lic. en Ciencias de la Comunicación Social (Facultad de Ciencias Sociales - UBA). Capacitadora y tallerista en la ONG "Faro digital".

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA