¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

READING

La Justicia revisará el caso de Flavia Saganías

La Justicia revisará el caso de Flavia Saganías

Foto de portada: Diana Segado para La tinta

A tres años de su injusta condena, la Corte Suprema de Justicia de la Nación aceptó revisar el caso de Flavia Saganías, quien en 2019 fue condenada en Córdoba a 23 años de prisión por un crimen que no cometió. Por eso, ahora más que nunca, distintas organizaciones feministas reclaman justicia para Flavia. Mañana se llevará a cabo una conferencia de prensa en apoyo y visibilización del caso en el Anfiteatro Eva Perón, ATE Nacional (Av. Belgrano 2527, CABA).

Flavia es madre de cinco hijes y en 2017 había denunciado penalmente a su ex pareja Gabriel Fernández por abusar sexualmente de su hija de seis años. La Justicia desoyó su reclamo y optó por archivar la causa. Ante la falta de respuestas, Flavia realizó una publicación en Facebook para exponer las violencias cometidas por el hombre y la inacción judicial. Semanas después, su madre y su hermano atacaron físicamente a Fernández sin que ella lo sepa, pero para la Justicia ella fue la autora intelectual del hecho, por lo que fue condenada a 23 años de prisión. 


Te puede interesar: Sentencia de 23 años de prisión para la madre que denunció un abuso en Facebook

Según plantea la causa, los comentarios que surgieron de aquella denuncia en las redes sociales fueron el puntapié para que ella “ideara” un plan contra él. En un principio, la Justicia imputó a Flavia solamente por instigar la violencia como consecuencia del escrache, una pena que no supera los tres años. Luego el abusador sexual constituido como querellante logró cambiar la imputación y posicionarla como autora intelectual de un intento de homicidio del cual él pasó a ser la víctima. Los prejuicios del jurado no se agotaron solamente en la condena de Flavia, sino en la victimización de su ex pareja ya que se refieren a él como “inocente”, diciendo que “hay que ayudarlo a que reconstruya su vida”.


Crédito: Diana Segado para La tinta

“Pasé a ser una mentirosa, feminista despechada que inventó el abuso sexual hacia su hija y organizó el ataque a su ex pareja por venganza, versión que fue replicada por la Justicia, gran parte de los medios de comunicación y la sociedad”, comentó en dialogo con La Tinta. Esto la llevó a un juicio oral donde se la encontró culpable sin ningún elemento de convicción suficiente.


Te puede interesar: Prisión para Flavia Saganias: una mirada feminista sobre el accionar de la Justicia

“Evidentemente el mensaje que ha enviado la Justicia cordobesa, en este caso es que no va a tolerar y va a ser extremadamente dura con aquellas personas que interpelen públicamente el accionar del poder judicial”, había afirmado el abogado Carlos González Quintana.

Flavia permaneció siete meses en la cárcel de Bouwer, lejos de la crianza de sus hijes. Sin embargo, con mucho esfuerzo y gracias a la lucha de colectivos y organizaciones se logró que le otorguen prisión domiciliaria, derecho que le corresponde a la madre por ley. Ahora esta medida podría ser revocada. Por eso, Flavia también le exigió a la Justicia de Cruz del Eje, donde reside su causa, la extensión para poder seguir haciéndose cargo de sus hijes más pequeñes. 

Mientras tanto, el abusador de Gabriel Fernández continúa disfrutando su libertad y hostigando a la familia, a pesar de contar con una restricción perimetral que jamás cumplió. Su causa, en la que se encuentra acusado de abuso sexual, se encuentra totalmente parada en los Tribunales de Cosquín.


Te puede interesar: Alerta por Martín: la lucha contra la vulneración de derechos de las infancias

El caso de Flavia nos lleva, una vez más, a ver la máxima crueldad del poder judicial. Un sistema carente de perspectiva de género que busca disciplinar y silenciar a las víctimas y a todes quienes las defiendan. Una Justicia que es nula cuando se trata de condenar a un violador, pero que vuela cuando criminaliza la lucha de una madre protectora, tal como se define Flavia. 

“Pude transformar todo el miedo y la impotencia en una bandera”, comentó a La Tinta y concluyó: “La lucha sigue siendo y será sostenida hasta que se logre una Justicia con real perspectiva de género, hasta que la denuncia y la visibilización de los abusos sexuales en la infancia no sea nunca más motivo para someter a las denunciantes, hasta que la Justicia obre por y para el bien superior de los niños y las niñas”.

Si te gusta nuestro contenido y crees que hace falta más periodismo con mirada feminista, popular y de derechos humanos

sumate a nuestra comunidad y formá parte de está revolución.

¡Apoyá la autogestión!

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA