¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

READING

Pornografía sentimental o un corazón fundido a bañ...

Pornografía sentimental o un corazón fundido a baño maría

¿Será necesario que dos seres, porque se ilusionaron en un instante de efervescencia, paguen con toda una vida de sufrimientos por la sobreexcitación nerviosa de un momento? Pornografía sentimental es una obra de Braian Alonso y Juan Pablo Ruiz. Setenta minutos y, a la vez, infinidad de experiencias. Seis artistas en escena que se entregan: cantan, bailan, se aman, se odian y se suben a upa del público a tomar whisky.

“Nuestro contraataque es una obra kitsch y cursi en la que trituramos y despedazamos nuestros recorridos sentimentales, eligiendo algunos momentos, pegándolos en pedacitos y haciendo un collage de streaming, fotos y teatralidad. Es un montaje de parodias, enredos y accidentes sobre estructuras caducas que intentan normar nuestros afectos, un laboratorio sin fin de imágenes y situaciones que se desatan por preguntas. ¿Qué pasa cuando nos damos cuenta que el amor, tal y como lo conocemos, no es más que una ficción? ¿Qué hacemos cuando entendemos que el amor romántico es una farsa? ¿Dónde lloramos la angustia de saber que no hay príncipes azules?”, manifiestan el equipo que lleva adelante la obra.



Al ingresar al teatro se percibe al elenco entrando en calor, sus voces, los pies en el piso. Gritos de alegría y risas grupales. No había lugar para solemnidad en esta pieza teatral donde gana, por lejos, la complicidad colectiva.

En la sala, el público persigue esa misma energía. Suena una música melosa y hay un clima de fiesta donde, además de les interpretes, habían varias personas acompañando. El ritmo de la obra, el público y la escenografía hacen un guiño a un set de grabación. Incluso invitan a grabar, evitando el flash. Es indudable la estética Almodóvar que potencia las texturas, los colores y los cuerpos. 


Te recomendamos ver: Todo sobre mi madre

Pornografía sentimental tiene un relato vivo por lo tanto desordenado. Constantemente hay una sensación de desborde, de exceso. Sin embargo, nunca deja de estar presente la ternura; no hay una sensación de riesgo en la platea. 

La obra propone a la pornografía como lenguaje universal que educa e impone una norma. Ahí donde parece que solo nos dejamos llevar por los cuerpos, el amor romántico funciona con el mismo sistema, pero en nuestras mentes. Sin importar las elecciones sexuales, el patrón se repite. 

Amor y confusión. ¿Es incompatible lo porno y lo sentimental? Esta pieza logra unir ambos conceptos haciendo un reflejo ficcional de la verdad que atravesamos todes en la intimidad.



Pornografía sentimental puede verse los jueves 6, 13 y 20 de octubre en “Planta de investigación y creación transversal” (Inclan 2661, CABA).
Las entradas se consiguen por Alternativa Teatral o haciendo click acá.


Si te gusta nuestro contenido y crees que hace falta más periodismo con mirada feminista, popular y de derechos humanos

sumate a nuestra comunidad y formá parte de está revolución.

¡Apoyá la autogestión!

Es actriz, payasa y docente de teatro independiente desde 2009. Madre y estudiante, milita actualmente en Cefiro Galpón Cultural.

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA