¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

READING

Mafalda Secreto: defenderse no es delito

Mafalda Secreto: defenderse no es delito

Fue un precedente histórico en la justicia penal: Mafalda Secreto, acusada de homicidio agravado por el vínculo, fue absuelta por haber actuado en legítima defensa. En esta nota, un análisis feminista del fallo.


A principios de este mes, el Tribunal Oral N°1 de Pergamino falló por unanimidad a favor de la absolución de Mafalda Secreto, una mujer de 65 años acusada del homicidio de su marido. Mafalda fue víctima de violencia física, sexual, psicológica, económica y simbólica durante años y en aumento por parte de José Luis Arena. Cuando finalmente se defendió, la fiscalía solicitó 18 años de prisión por ser acusada de homicidio agravado por el vínculo.

Su representante legal, Raquel Hermida Leyenda, especializada en casos de violencia de género y actualmente defensora de Nahir Galarza, logró la absolución alegando la legítima defensa en contexto de violencia de género. “No se puede analizar un caso como este de manera aislada y descontextualizada. Juzgar a las víctimas de violencia de género que se defienden como ‘homicidas’ y no contemplar la vulnerabilidad a la que son sometidas es exigirles tolerar y soportar y decirles que la legítima defensa solo vale para los hombres”, indica en diálogo con Feminacida.


También podés leer: Nahir Galarza y los medios de comunicación

Mafalda Secreto vive en la localidad de Colón, partido bonaerense de Pergamino. Allí es a donde volvió luego de su absolución el 4 de julio pasado. Siempre fue una reconocida costurera y dueña de un taller que contaba con varias empleadas. Una mujer independiente, activa, sonriente, sostén de su familia. En 2005 se separó de su esposo y padre de sus hijas, con quien había estado casada por más de 40 años.

En 2017 se reencontró por Facebook con José Luis Arena, a quien había conocido cuando era muy joven. Le atrajo su carisma, era “encantador”. Se enamoró de él y vivió un pequeño idilio que duró algunos meses. En 2018 el infierno comenzó a aparecer. Las mentiras tomaron trascendencia y comenzó a faltarle dinero. Esta situación empezó a causarle problemas con su taller y sus empleadas. Luego siguió la manipulación, los golpes y las amenazas.

Hacia principios de 2019, su soledad y aislamiento eran extremos. Arena no permitía que sus hijas fueran a visitarla y le quedaba solo un cliente. Su taller estaba en total decadencia y repleto de deudas desde que él tomó posesión de la administración. Además, la obligaba a consumir drogas.

El 30 de mayo de 2019, luego diferentes manifestaciones de violencia física y tras ver en la computadora una página abierta en la que su marido había ofrecido a una de sus nietas en una red de prostitución, tomó una de las armas de él y le disparó.

Antecedentes del fallo

Hasta que la abogada Hermida Leyenda tomó el caso en enero de 2020, Mafalda Secreto estaba detenida en la Unidad Penitenciaria Nº 47 de San Isidro. La letrada había defendido en 2014 a Beatriz López, una mujer que se casó con un miembro de la Policía Federal y con quien tenía una bebé. Beatriz era víctima de golpes y, en reiteradas oportunidades, pasaba días esposada a la cama sin poder alimentar a su hija.

Cuando su esposo la amenazó con abusar de la beba, tomó el arma reglamentaria y le disparó. Luego del juicio, se convirtió en la primera mujer absuelta por ejercer la legítima defensa en contexto de violencia de género, fallo dictaminado por el Tribunal Oral en lo Criminal N°6 de Lomas de Zamora. “Hasta este momento, la figura de la legítima defensa era contemplada exclusivamente para hombres”, señala la doctora Hermida Leyenda.


Te puede interesar: La impunidad del macho policía

Tal como dieron cuenta en el veredicto del caso de Mafalda Secreto los jueces Guillermo Burrone, Raúl Salguero y Gladys Hamué, “claramente existió un cuadro de violencia de género que fue de menor a mayor intensidad y que afectó todos los ámbitos de la vida de la acusada”. “Las secuencias, los tipos y modalidades de las agresiones físicas, psíquicas y sexuales que fueron en franco aumento, corresponde evaluarlas en contexto y no sólo ceñirse al último momento del desenlace fatal”, reparan los magistrados.

En el fallo agregan: “Ignorar este cuadro contundente de violencia contra la mujer, preexistente, acreditada con numerosos testigos y profesionalmente, implicaría lisa y llanamente negar el sufrimiento físico y psicológico de Secreto”. 



Luego de la absolución de Beatriz López, el fallo se repitió como jurisprudencia más de 50 veces, gracias a la notable actuación de la abogada penalista que lucha desde años contra lo más patriarcal de la justicia. “La absolución por legítima defensa antes de este fallo no existía para las mujeres. El instituto de la defensa era masculino y aplicaban, por ejemplo, esperar el juicio en libertad. O lo que se llama ‘excarcelación extraordinaria’, beneficio que no suele aplicarse a las mujeres”, detalló Raquel Hermida Leyenda, quien sostiene que de todos los códigos, el penal es el más patriarcal.

“Por eso es necesario apartar el juzgamiento moral, totalmente ignorante de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, de la Convención Interamericana para reprimir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, y por último, la inclusión de la perspectiva de género en la actividad estatal receptada en la legislación nacional en la Ley N°26.485 que quiso imponer el fiscal Ignacio Uthurry”, puntualiza la letrada.

Higui, presente

Eva Analía de Jesús, mejor conocida como “Higui”, había sido acusada de “homicidio simple” por haberse defendido de un intento de violación grupal en octubre de 2016. El lema “Yo también me defendería como Higui” no pasó desapercibido cuando se conoció su caso y se hizo entrañable en miles de personas.


¿Te acordás?: Higui absuelta: la autodefensa no es delito

El 18 de marzo de este año, el Tribunal Oral N°7 de San Martín decidió su absolución. Como a Mafalda Secreto, se le concedió la excarcelación extraordinaria luego de estar ocho meses privada de su libertad. Otro caso emblema que operó como precedente en relación a la legítima defensa. Su juicio cobró gran trascendencia gracias a las organizaciones de lesbianas, el movimiento transfeminista que no perdieron un minuto en pedir su libertad y absolución.


“Gracias a que prestaron atención a la perspectiva de género. Porque es muy grave lo que sufrimos las personas abusadas y agredidas”, expresó Mafalda luego de la lectura del veredicto absolutorio.

El fallo a favor de Mafalda Secreto es otro punto de inflexión en la construcción de otra justicia. La legítima defensa en respuesta a la violencia sistemática de género debe considerarse con todas las complejidades del caso. Con una nueva absolución hoy el mundo es un poco más justo que ayer.

Si te gusta nuestro contenido y crees que hace falta más periodismo con mirada feminista, popular y de derechos humanos

sumate a nuestra comunidad y formá parte de está revolución.

¡Apoyá la autogestión!

Nació en noviembre de 1988. Es Profesora en Letras con formación en género, feminista y militante. Actualmente vive y trabaja en el conurbano bonaerense y sueña con que le paguen por viajar y escribir desde otros rincones del mundo.

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA