Las princesas también se tiran pedos

¿Qué pasa con las princesas? ¿Siempre tienen una vida mala pero cuando llega el príncipe todo es color de rosas? ¿Siempre están de vestido, con zapatos e impecables? ¿Es imposible que tengan problemas intestinales o que algún día tengan gastritis? ¿Las princesas hacen caca? ¿Siempre se escapan con un hombre?

Las princesas también se tiran pedos es el libro que Valeria compró por Internet y que envolvió en un papel violeta, rosa y amarillo. Un cuento que escapa al ABC de las historias tradicionales y que propone otra mirada acerca de las mujeres que llevan vestido largo y corona en el pelo tanto en la historia como en la forma de construirlas estéticamente. 

Valeria es mamá de Lupe, una niña de pelo ondulado, cachetes grandes y fanática de los cuentos. Cada noche, Lupe  lee una historia distinta antes de irse a dormir. Pero su mamá advierte que ella está cansada de las historias donde la princesa es rescatada por el príncipe, por eso buscó otra alternativa, más real y menos utópica para regalarle a la niña el día de su cumpleaños número siete. 

A lo largo del tiempo, las princesas fueron construyéndose con diferentes estereotipos: perfectas, contentas y con un príncipe heroico que las saca de su malas vidas. Sin embargo,  en 2008, Ilan Brenman decidió patear el tablero y dar otro enfoque a nivel oral y visual.

¿Las princesas también se tiran pedos? Esa pregunta resuena en la cabeza de Laura. Para la niña es imposible imaginarse a Cenicienta con su corona y su vestido celeste, tirándose un pedo. Por eso, al llegar a su casa, le plantea la incertidumbre a su padre. Casi convencida de que la respuesta será negativa y que la vida de color de rosas seguirá latente en su imaginario tal como lo leyó en los cuentos.

¿Pero porque es imposible que Cenicienta tenga flatulencias? ¿Porque es princesa o porque las mujeres en general no debemos tirarnos pedos? Este cuento deja al descubierto cómo desde la infancia los estereotipos de género empiezan a aparecer en nuestras vidas, marcando lo que está bien y lo que está mal.

Laura y el papá, descubrieron un libro que esconde secretos. En sus páginas, múltiples historias de princesas aparecen y todas tienen a los pedos como protagonistas. Juntxs, conocen los detalles de cada historia, de cada baile, de cada lugar y de cada personaje.

Lupe es una niña como Laura. Creció con libros en las manos e historias atrapantes. Pero, aunque los personajes sean distintos, el final se repetía una y otra vez. Gracias al obsequio de su mamá Valeria, Lupe ahora sabe dos cosas: que las mujeres nos tiramos pedos y que eso no nos impide ser princesas (y felices).


Nació en junio de 1998 en el conurbano bonaerense. Es periodista y militante por un periodismo con perspectiva de género. Estudia Comunicación Social en la Universidad Nacional de La Matanza. Maneja redes y escribe en Escritura Crónica.

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA