READING

Las mujeres sordas contra la violencia machista

Las mujeres sordas contra la violencia machista

“Ni una menos ¿qué es? Es un grupo de mujeres fuertes que se juntó por alerta y preocupación porque mueren muchas mujeres. Ni una menos busca que la sociedad despierte y dice ‘basta’ a la violencia contra las mujeres. El cambio es posible”. La explicación corresponde a un video en lenguaje de señas de la página web de Sordas sin Violencia: el único dispositivo de Argentina creado específicamente para acompañar, asistir y asesorar con información a mujeres con discapacidad auditiva que son víctimas de violencia machista.

El lenguaje con el que nos comunicamos modela nuestras formas de interpretar el mundo. Se adecúa a los acontecimientos que marcan nuestro tiempo y genera y difunde nuevos conceptos o frases que ilustran ciertas prácticas. Este proceso también atraviesa a las personas que utilizan el Lenguaje de Señas. “Para participar del Paro Internacional de Mujeres tuvimos que crear nuestra propia manera de decir ‘Ni una Menos’ usando las señas: mujer, opresión, basta” explica una de las mediadoras de Sordas sin Violencia en el video.

Enfrentar el machismo juntas

Las mujeres se comunican principalmente a través de video llamadas en Lenguajes de Señas o de mensajes escritos en español sencillo. Así comienzan a generar un vínculo que suele funcionar como la puerta de entrada para expresar lo que les pasa, pedir asesoramiento y construir estrategias en conjunto. Sin embargo al grabar videos por Whatsapp, Facebook o Skype, están más expuestas a ser vistas por sus agresores.

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, a la que nuestro país adhirió formalmente en 2008, hace énfasis en la situación particular de las mujeres con discapacidad, evidenciando que están sujetas a múltiples formas de discriminación y violencia. Por eso exige adoptar medidas para asegurar su inclusión en la sociedad. Sin embargo, en Argentina no hay información concreta y accesible sobre la singularidad de sus problemáticas.

Según los datos relevados por la línea 144, aproximadamente el 3 por ciento de las 321.138 llamadas que ingresaron en 2016 corresponden a mujeres con discapacidad, y un 97,9 por ciento sostiene haber sufrido violencia psicológica. Pero no se explicita la cantidad de mujeres sordas que lo hicieron. De esta forma se invisibilizan los obstáculos que se les presentan a las mujeres con discapacidad auditiva a la hora de comunicarse. Tampoco se busca remover las barreras que promueven el aislamiento.

Por este motivo, las coordinadoras de Sordas Sin Violencia, Mariana Reuter y Ester Mancera, señalan la importancia que tiene formar mediadoras “que puedan construir una relación de empatía con otras mujeres sordas, y que éstas puedan contar con información, contención o ayuda para acceder a justicia”.

El aporte

El Programa Sordas Sin Violencia presentará hoy una guía de recomendaciones para el acceso a la justicia de mujeres sordas e hipoacúsicas en situación de violencia de género, realizada junto al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. La publicación focaliza en la comunicación inclusiva y en las medidas de accesibilidad a tener en cuenta en la promoción de sus derechos. También se lanzará la primera experiencia piloto para facilitar su acceso a la salud en un hospital público de la Ciudad de Buenos Aires. La cita es a las 18 en el Auditorio de la Universidad CAECE.

Las organizaciones Enlaces Territoriales para la Equidad de Género y FUNDASOR son las que se encargan de llevar a cabo el programa. La estrategia de trabajo incluye la realización de foros debate, la comunicación en redes sociales y la organización de talleres en Lenguaje de Señas sobre las diferentes caras de la violencia de género. Los encuentros se realizan en escuelas, hogares y espacios culturales a los que acude la población sorda.

 

El servicio es gratuito, confidencial y atendido por profesionales de LSA. Si necesitás ayuda podés comunicarte al 1549274594 o escribir a sordassinviolencia@gmail.com

 

Foto: Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo


Nació en julio de 1996. Es editora y tallerista en Feminacida. Trabaja en Comunicación de la UNSAM y en un Centro de Actividades Infantiles, programa del Ministerio de Educación de Ciudad, en la villa 31 bis. Estudia Ciencias de la Comunicación en la UBA, escribe en la Agencia de Noticias de la carrera (ANCCOM) y en Revista y Editorial Sudestada. Es hincha de Tigre, capitana y defensora en el equipo de fútbol donde juega con sus amigas.

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA