La larga noche de los lápices

“…Nunca me había imaginado que el patio de una comisaría se iba a convertir en el lugar más deseado. La celda de Valentín Alsina la compartíamos con al menos seis compañeras y los calores de enero del 77 hacían estragos entre esas cuatro paredes. Cuando abrían la puerta entraba una bocanada de aire fresco, y si a eso se agregaba que podía salir para tener una visita al patio, eran instantes de alivio en medio del agobio. Me podía olvidar de la mirada de los policías, que observaban cómo mis padres me abrazaban y me conferían una entidad de persona digna, aunque fuera por un rato”.

Corría la madrugada del 17 de Septiembre de 1976 en la ciudad de La Plata. Emilce y su familia cenaban riñoncitos con arroz que había preparado su madre. Esa noche también se encontraba su novio, Fernando, que no solía ir mucho a su casa. Su padre estaba tenso, hablaba poco. Habían discutido porque se llevaron a Claudia Falcone y a María Clara Ciocchini. Ella seguía en la lista. Se habían agotado todos los refugios para escapar de la policía y de un posible secuestro.

“Ya no tenía más fuerzas para seguir yirando. Lo más extraño era que, a pesar de todo, nunca pensé en dejar de militar”, recuerda Emilce en su libro.  Sin saberlo, esa sería la última cena que iban a tener todxs juntxs.  A las pocas horas, Emilce se despertó sobresaltada por gritos de hombres y golpes fuertes. Esa madrugada fue para ella el comienzo de la conocida “Noche de los lápices”.

“La larga noche de los lápices: relatos de una sobreviviente” es el primer texto testimonial  que escribió Emilce Moler en su vida. La profesora de Matemática y doctora en Bioingeniería se sumergió en la escritura gracias a las clases que tomó con el periodista y escritor marplatense,  Juan Carrá, con el fin de dejarles sus vivencias plasmadas a sus hijxs y nietxs. “¿Vos te das cuenta que esto puede ser un libro?”, le dijo Carrá al final de la clase cuando terminó de corregir todos sus textos. Emilce quedó atónita y emocionada a la vez. Corrió hacia sus hijas para mostrarles lo que escribía. “¡Vieja, nos mentiste todo este tiempo, escribís fantástico!”, fue la respuesta. Cada elogio  de amigxs y colegas (hasta incluso de la actual vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner) la impulsó a tomar la decisión de publicar lo que hace tiempo venía trabajando. La editorial Marea la recibió con ganas.

Dueña de una memoria increíble, describe con lujo de detalles cada sensación, cada sonido, cada prenda que utilizaba en cada momento. Su libro va desde su infancia más temprana hasta sus días como profesora en la Universidad de Mar del Plata.”La larga Noche de los lápices: relatos de una sobreviviente” no es únicamente un libro que relata la historia de la noche en la que Emilce Moler y diez estudiantes secundarios fueron arrancadxs de sus casas por las Fuerzas Armadas. A través de capítulos cortos escritos en primera persona, narra la educación que sus padres querían inculcar en ella, sus  veranos con sus amigas apodadas “Las rocas” en Mar del Plata, sus comienzos en la militancia, cómo se enteró de que las obleas no eran galletitas comestibles, su paso por distintos clandestinos de detención hasta sus días en la cárcel de Villa Devoto como presa legal y el regreso a la vida “normal” luego de que le concedieran la libertad.

“El contenido fue muy liberador y muy reparador haberlo escrito. Ahora me permito olvidarme de algunas partes de mi historia”, afirmó Emilce en diálogo con Feminacida.

Sobre la autora

Emilce Moler nació en el año 1959 en la ciudad de La Plata. Hija de padre policía y madre ama de casa, aficionada por la costura. Cursó sus estudios secundarios en el Bachillerato de Bellas Artes de La Plata donde comenzó a asistir a diferentes asambleas militantes. A los 17 años fue detenida y sobrevivió a la “Noche de los lápices”. Luego de recuperar su libertad, se mudó y realizó sus estudios en la Universidad Nacional de Mar del Plata. Allí se recibió de Profesora de Matemáticas. Actualmente sigue militando y vive en la ciudad de Buenos Aires.


Nació en Mar del Plata un Noviembre de 1997. Es locutora nacional (ETER), estudiante de Licenciatura en Ciencia Política (UBA) y militante feminista.

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA