READING

La asombrosa excursión de Zamba y Nina: ahora habl...

La asombrosa excursión de Zamba y Nina: ahora hablo yo

La señal infantil PakaPaka estrenó un nuevo capítulo de La asombrosa excursión de Zamba en el Día Nacional de lxs Afroargentinxs y de la cultura afro el 8 de noviembre del 2020. Por primera vez, el dibujo animado ubica como protagonista a “Nina”, la amiga afrodescendiente de Zamba. El eje central de la nueva propuesta (ahora bajo el título: La asombrosa excursión de Zamba y Nina) pone el foco en tópicos como la búsqueda de la identidad y la importancia de la comunidad afro en el contexto de la Revolución de Mayo. A partir del avance de la protagonista femenina al centro de la escena, ¿qué nuevos sentidos se construyen en el relato de nuestra historia?

“El asombroso mundo de Zamba” es una serie de animación infantil producida por El Perro En La Luna y canal PakaPaka y emitida por este mismo medio. Estrenada en mayo de 2010, recrea la historia argentina desde la mirada de Zamba, un niño oriundo de Formosa que viaja al pasado y se convierte en testigo y participante de acontecimientos como el proceso de independencia del territorio nacional. Gracias a una narración amena y precisa que apela al lenguaje de las infancias y a una estética atractiva, se convirtió rápidamente en un éxito para grandes y chicxs. Pero además, dio origen a un ecosistema denominado “Mundo Zamba” y se transformó en un material pedagógico interdisciplinario al cual lxs docentes del nivel primario recurren para diversas clases.

“Cambio cesta de empanadas por mochila”

Saturnina/Nina es una niña mazamorrera que se encuentra con Zamba por primera vez cuando él aterriza en la Buenos Aires colonial y le brinda ayuda. Presentada como una eterna enamorada de grandes próceres como Manuel Belgrano, fue dada a conocer como “Niña” hasta el año pasado, en donde la búsqueda de su propia identidad cobra protagonismo. Nina sueña con su padre, un esclavo liberto africano que decide enrolarse en el Ejército para comprar su libertad, y eso la impulsa a dejar su tarea como vendedora ambulante y emprender junto a Zamba un viaje para encontrarlo. En el marco de esa búsqueda personal, una anciana le recuerda su verdadera identidad. “¿Mi nombre? Tanto me dejaron de nombrar, que me olvidé”, responde.

Ahora digo, ahora existo. Ahora hablo yo 

En lo que representa un giro en la historia, se abre un nuevo arco narrativo acorde con los cuestionamientos y replanteos sociales de nuestro presente. Nina, antes nombrada a partir de un apodo que enfatizaba su condición social, es rebautizada.

“No quiero que me digan más ‘Niña’. Yo tengo un nombre”, se planta firme y segura. Y, como para que no queden dudas, “Ahora hablo yo” es el título de la pegadiza canción que, en la voz de Ivonne Guzmán, utiliza para expresar su decisión de ser nombrada (y reconocida). 

La introducción de estos cambios en la serie infantil responde a demandas que tomaron fuerza en los diez años transcurridos desde su creación. Por un lado, el avance de las mujeres en la ruptura de los techos de cristal y el cuestionamiento de una sociedad patriarcal que llevan a exigir igualdad de oportunidades sin distinción de género. Por el otro, una corriente histórica revisionista que replantea el relato oficial conocido por todxs y replicado homogéneamente en la escuela a lo largo de décadas. Esto parece haber sido advertido por lxs creadores de Mundo Zamba a la hora de escribir nuevos episodios.

Cielo Salvioni, especialista en comunicación e infancias y directora del canal PakaPaka, afirma en diálogo con Feminacida que la señal apuesta a darle la voz a niñxs desde una perspectiva que valora la identidad. “Nos interesa representar las múltiples experiencias de ser niñx y, en esa representación, dar lugar a la enorme diversidad de experiencias infantiles en Argentina”, explica. 

En ese sentido, agrega que se propusieron otorgarle mayor protagonismo a Nina, quien hasta ahora había sido sólo una compañera de ruta de Zamba. “Quisimos darle la posibilidad de contar su propia historia y de narrar su identidad, ambas relacionadas con la conformación de nuestro país y de nuestras identidades colectivas. La cultura afroamericana tiene un lugar que es importante visibilizar y revalorizar”, sostiene.

¿Cómo construimos nuestra historia? La pluralidad como valor

La historia “oficial” que tradicionalmente se aborda en la escuela deja de lado las voces e influencia de mujeres, afrodescendientes y pueblos originarios en los acontecimientos y procesos. La historia, es bien sabido, fue escrita por los hombres. Por lo tanto, no sorprende que originalmente el protagonista de una serie infantil orientada a acercar esta disciplina a lxs niñxs sea un varón. ¿Qué implicancias tiene para el relato de nuestra historia el nuevo arco narrativo que se abrió en la serie?

Carla Iantorno, profesora de Historia de la Universidad de Buenos Aires, sostiene en diálogo con Feminacida que, por un lado, la inclusión de la cultura afroamericana en la serie permite 

pensar nuestra sociedad tal cual es: en su diversidad y pluralidad. “En los siglos XIX y XX se trató de construir una imagen de una sociedad homogénea. Esto nunca fue así: las sociedades son plurales, diversas y multiculturales y la introducción a esta perspectiva permite el fortalecimiento de las identidades históricamente discriminadas y dejadas de lado”, explica.

La selección de la búsqueda de identidad de Nina como foco del episodio responde a un abordaje de la historia y la cultura integral y diversa que comienza a saldar viejas deudas respecto al relato que construimos.  En ese sentido, Iantorno afirma que “la enseñanza de la diversidad desde los primeros años es fundamental para construir una sociedad que tenga una mentalidad más amplia y reconozca la pluralidad no como un defecto, sino como un valor.” 

Salvioni sostiene que contar algo más acerca de la historia de las culturas afroamericanas a través de la voz de Nina es un modo de visibilizar esas identidades. “Ella encarna la voz y la potencia de las niñas que pueden ser protagonistas de sus propias historias, descubrir sus propias voces, sus necesidades, sus deseos. Es también una apuesta a acompañarlas en sus búsquedas”, comenta la directora de PakaPaka.

Consultada respecto a lo que esta nueva propuesta espera provocar en docentes y familias, afirma que PakaPaka busca acompañarlxs con recursos, con contenidos que tengan un impacto significativo en la vida colectiva. “Implica también pensar en lo comunitario, en lo común como construcción de todxs”, detalla.

(Re) pensar la historia oficial desde las infancias

¿Qué perspectivas a futuro tiene la inclusión de la cultura afroamericana en el relato de nuestra historia para lxs niñxs a través de la serie?

Los episodios de “El asombroso mundo de Zamba” se incluyen ampliamente en las planificaciones de clases en el nivel primario. La historiadora Iantorno comparte que “pensar el pasado es pensar que hay una construcción de ese pasado, que hay un sentido”. Resulta imprescindible comprender que el relato acerca del origen de la Argentina fue construido por una elite dirigente en el marco de la organización del Estado nacional a fines del siglo XIX bajo la premisa de homogeneizar a la población. Iantrorno reflexiona que al resaltar a Manuel Belgrano y José de San Martín en el proceso de independencia argentina se configuró una historia oficial criolla, un pasado blanco y masculino. “Hay una intención política por invisibilizar a otros actores sociales que participaron en este proceso”, advierte.

¿Cómo se refleja este pasado “oficial” en la escuela? “Pensemos en una época colonial y en los personajes periféricos: cuando unx se disfraza de afrodescendiente para actos escolares, siempre este personaje vende empanadas, es esclavx o aguaterx y deambula mientras otrxs toman decisiones importantes. Sin embargo, nosotrxs sabemos que más del 30 por ciento de la población de Buenos Aires en la época colonial era afrodescendiente. Y no sólo eran esclavos, también había libertos (como el padre de Nina) y participaban activamente de procesos políticos y de guerras de independencia”, analiza Iantrorno. 

Un claro ejemplo es la figura de María Remedios del Valle, una mujer afrodescendiente que participó activamente como auxiliar en los combates independentistas dentro del Ejército del Norte. Nombrada capitana de guerra por Belgrano y apodada “la Madre de la Patria”, es en homenaje a ella que se estableció el 8 de noviembre como Día Nacional de lxs Afroargentinxs. “Su voz fue callada e invisibilizada, pero fue parte de una organización fundamental conocida como ‘Las Mujeres de Ayohuma’ (una de las batallas que Belgrano perdió en su campaña al Norte)”, indica Iantrorno. Del Valle fue la única mujer admitida oficialmente en la milicia por Belgrano y sobrevivió a su esposo y dos hijxs. 

Esto suscita otro interrogante fundamental para pensar a la hora de enseñar Historia: ¿qué rol se le atribuye históricamente a las mujeres en la guerra y cómo se lo narra? Iantorno explica que las mujeres participaban en ellas, aunque en el relato oficial se subestima su papel. “Formaban parte pero eran enfermeras. Este ‘pero’ al narrar los acontecimientos denota cierta inferioridad del rol cuando en realidad su tarea fue fundamental en el marco de un conflicto bélico. Esta idea fue reproducida a lo largo de varias generaciones y es momento de replantear las narrativas tradicionales”, sostiene.

Además, agrega que es posible realizar un paralelismo con el trabajo doméstico: “Si una persona está en la casa y realiza tareas de cuidado, se suele considerar que ‘no hace nada’, cuando en realidad este trabajo es fundamental para que el sistema funcione. Creo que este presente en donde estamos interpelados por distintas transformaciones nos invita a pensar el pasado desde otro lugar y abrir interrogantes sobre qué pasaba con distintos actores sociales: en este caso, las mujeres y lxs afrodescendientes”.

¿Cómo sigue la historia de Nina y la participación de lxs afroamericanxs en la historia argentina? 

La directora de PakaPaka adelanta que “Nina va a seguir siendo parte de la programación del canal y la serie, desde un lugar diferente (para) retomar también otros temas y ser la voz de las niñas”. Pero además, agrega que “estamos animando la historia de María Remedios del Valle para seguir visibilizando la relevancia de la cultura afro en América Latina”.

Con la inclusión de Nina como protagonista con voz y peso propios y la búsqueda de sus orígenes, el nuevo episodio de Mundo Zamba se inserta en este contexto de revisionismo histórico y sociocultural. “Me parece súper interesante que un programa como Zamba introduzca un personaje como ella y que además abra la posibilidad de revisar el rol de las mujeres históricamente, no sólo para pensar el pasado sino para reflexionar sobre nuestro presente y perspectivas a futuro”, concluye Iantorno.

Ficha técnica:

Título: La asombrosa excursión de Zamba y Nina

Duración: 15:15 minutos

Fecha de estreno: 8 de noviembre de 2020

Señal: Paka Paka

Si te gusta nuestro contenido y crees que hace falta más periodismo con mirada feminista, popular y de derechos humanos

sumate a nuestra comunidad y formá parte vos también de está revolución.

¡Apoyá la autogestión!

Nació en julio de 1993 y lee y escribe desde que tiene memoria. Docente de nivel primario y periodista de vocación, siempre quiso dedicarse a escribir. Le apasiona la observación, la investigación y la comunicación y comparte algunas reflexiones sobre temas que le interesan en su blog llamado Las ideas y las cosas.

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA