¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

READING

“Diálogos desobedientes”: Hablemos de ...

“Diálogos desobedientes”: Hablemos de violencia digital

Diálogos Desobedientes es el newsletter de la Mónica Macha en Feminacida. Cada mes, la diputada conversa con diferentes especialistas y referentes de las luchas feministas. El newsletter es abierto y podes recibirlo simplemente dejando tu nombre y tu mail acá: https://bit.ly/3FU9dU8.


En esta entrega quiero hablarte de una hermana mexicana, Olimpia Coral Melo Cruz. ¿Quién es Olimpia? Fue víctima de la difusión no consentida de un video sexual viralizado que alcanzó a todas las personas que ella conocía en diferentes ámbitos de su vida. Cuando buscó acceder a la justicia, las autoridades se burlaron de ella y concluyeron que no había delito que perseguir. Fue así que decidió cambiarlo todo. A partir de este hecho, se convirtió en una activista creadora de reformas legislativas sobre visibilizar, prevenir, atender y sancionar la violencia digital que se comete contra la intimidad sexual de mujeres y niñas. Es hoy una de las personas más influyentes del mundo (Revista TIME, 2021) y leyes sobre violencia digital llevan su nombre en distintos países.

¡Ahora vamos por Ley Olimpia Argentina! 

Entonces, con Olimpia nos preguntamos: ¿de qué hablamos cuando hablamos de violencia digital? 

Olimpia: Hablamos de todos aquellos actos agravados y perpetuados a través de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, espacios digitalizados en donde desgraciadamente se dañan la privacidad, la intimidad, la seguridad y la vida digna de las personas que habitamos estos espacios. La violencia digital se puede manifestar de diferentes maneras: desde el daño a la intervención de tus comunicaciones hasta la difusión no consentida de material íntimo. De todas las violencias digitales, una de las que más afectan a las mujeres y a las niñas por desgracia es la violencia sexual en Internet. Hay miles de mercados de explotación sexual en línea donde se difunden y se compilan fotografías y videos de mujeres de diferentes edades sin su consentimiento. Hablamos de violencia sexual en Internet como una modalidad de violencia digital cuando una persona es violada en su intimidad sexual. 

Mónica: Agregaría, en todo caso, que es una violencia que empieza a tener mucha visibilidad en estos tiempos por el vínculo que tenemos con las redes sociales, por eso me parece que es un tipo de violencia muy actual, muy epocal. No tenemos hasta el momento -por lo menos en nuestro país- herramientas legales y normativas para erradicarla, en el mejor de los casos, y para generar instancias de sanción cuando sucede. Por eso presentamos los proyectos de ley Belén y ley Olimpia, para que la violencia digital sea considerada un tipo de violencia por motivos de género y para que la difusión sin consentimiento de imágenes íntimas sea tipificada como delito. Esto nos permite también que los distintos niveles del Estado puedan diseñar e implementar políticas públicas para la prevención y la asistencia. Especialmente pienso en salud, en educación y en los espacios de políticas de género que puedan contener, asesorar y acompañar a las víctimas y sobrevivientes de la violencia digital. 



Olimpia: Pues creo que es muy importante aclarar que cuando hablamos de violencia digital aplica a hombres y a mujeres, pero es necesario dejar muy en claro que son las mujeres y las niñas las que más son afectadas por ese tipo de difusión porque la hipersexualización y las condiciones de cosificación no funcionan del mismo modo para los cuerpos de las mujeres que para los cuerpos de los hombres. Uno de los ejemplos que me gusta mucho poner para encontrar estas diferencias de desigualdad sexual y de desigualdad social que desgraciadamente permean más a las mujeres es que, cuando sale un hombre a la calle, a lo mejor incluso sin playera, nosotros lo vemos como alguien normal, alguien que tiene calor, alguien que simplemente va por la calle, haciendo ejercicio, y si fuera una mujer la que fuera sin playera y sin sostén a la calle haciendo ejercicio no lo veríamos igual. La pregunta es, ¿por qué? Por esa condición de hipersexualización que han dado y que hemos dado en la socialización de las mujeres, lo mismo pasa en Internet. 

Mónica: Me parece que hay algo importante para ubicar y es que todo esto tiene un gran punto de encuentro que tiene que ver con la militancia que tenemos desde los feminismos para vivir libremente y para poder disfrutar de nuestra sexualidad y nuestras decisiones. Creo que esto que en cierta forma has iniciado, Olimpia, es una causa y un movimiento político para transformar un mundo injusto y que en este aspecto afecta de forma muy profunda a mujeres y niñas. Queremos sancionar las leyes, sabemos que son una parte muy importante, pero también necesitamos de una transformación cultural que va mucho más allá. 

Olimpia: Los cuerpos de las mujeres y de las niñas no son para la diversión de las redes sociales y quisiera también hablarle a los posibles agresores. No nacieron machistas, no nacimos machistas. Nos hicimos machistas. No nacimos misóginos, misóginas. Nos hacemos misóginas. Y a través de la digitalidad con un clic, con un like, formamos parte de esa cadena de difusión y producción no consentida de materiales, por eso es importante ver que en la secuencia de violencia existen cómplices que comparten que también dañan a la persona. No solamente es culpable el origen de la difusión, que por supuesto que tiene una responsabilidad mayor, también somos cómplices y partícipes quienes promulgamos la difusión de este tipo de material. 

Mónica: Cuando te escuchaba pensaba en que a veces, cuando trabajamos sobre la violencia por motivos de género en determinados contextos sociales, nos cuesta ver cuál es el nivel de responsabilidad que tenemos socialmente en esa situación, y en el tema de violencia digital es muy clara la responsabilidad que tenemos. Porque esto de recibir una imagen y tomar la definición de mandarla a otro es participar de ese acto de violencia. Pienso en aquellas personas, no las que publican, si no las que siguen la difusión de esa cadena. Esas personas tienen la posibilidad de cortar esa agresión, entonces está en nuestras manos. En este contexto, queremos sancionar cuando sucede un hecho de violencia digital, pero también queremos prevenir y queremos que todas las personas desde las instituciones donde transitan los momentos más tempranos de la edad puedan tener conciencia de esto. Nosotros, acá en Argentina, tenemos la Educación Sexual Integral por ley. Pienso que la violencia digital debería ser uno de los contenidos porque es el modo en que tenemos de poder dar dimensión al tema, de generar cierta conciencia y cierta sensibilidad, un espacio para dar una discusión en todas las instituciones con la mayor cantidad de personas para que puedan responsabilizarse a la hora de estar frente a un celular o alguna red social.

Antes de irme, te dejo este video de la presentación de la Ley Olimpia y la Ley Belén. ¡Hasta el mes que viene!


Te queremos recordar que este newsletter forma parte de las entregas mensuales que hacemos a través de la Comunidad Feminacida. Si te gusta lo que hacemos y querés apoyarnos, o te interesa recibir otros newsletter con temáticas como: Feminismo, Ecología, Ciencia y Educación Sexual Integral, podés sumarte a nuestro sistema de membresía haciendo click acá.

Si te gusta nuestro contenido y crees que hace falta más periodismo con mirada feminista, popular y de derechos humanos

sumate a nuestra comunidad y formá parte de está revolución.

¡Apoyá la autogestión!

Diputada Nacional por el Frente de Todos. Presidenta de la Comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados.

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA