LEYENDO

Educación Sexual Integral: el derecho que falta

Educación Sexual Integral: el derecho que falta

El debate por el aborto parece ser interminable en las redes sociales. Un comentario desata cientos de respuestas y quienes están en contra de la legalización de ese derecho preguntan lo mismo: “¿por qué no se cuidan cuando tienen relaciones?” A esos planteos se responde con el lema de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito que insiste con que es necesario, en primer medida, acceder a educación sexual para poder decidir. En la Argentina tenemos una ley, la 26.150, sancionada y promulgada en 2006, que obliga a todos los establecimientos educativos a enseñar en esa materia. El programa es un derecho en todo el país, sin embargo las organizaciones sociales y feministas insisten con que no se cumple.   

La ley es necesaria porque no sólo enseña a evitar embarazos no deseados y enfermedades de trasmisión sexual: ayuda a los niños, niñas y adolescentes a identificar situaciones de discriminación, abuso u otras violencias, les da herramientas para que puedan prevenirlas y saber cómo responder frente a ellas. Además incluye cuestiones vinculadas al respeto por los cuerpos, a la identidad de género y a la orientación sexual. Según un informe del año pasado de Libres del Sur y  Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLa), el 69 por ciento de los jóvenes encuestados sólo asociaron este tipo de educación con información acerca del aparato reproductivo y métodos anticonceptivos. Y ese desconocimiento alcanza a lxs docentes.

Estrategias

“En estos últimos tres años no avanzamos con el fortalecimiento de la ley. Notamos un gran retroceso. No llegó nada a las escuelas; todas las láminas y recursos bibliográficos que utilizamos son del gobierno anterior y las capacitaciones, si las hay, son flojas. Los debates deben abordarse integralmente, no con una mirada biologicista”, dijo a Feminacida Guadalupe Ruiz Huidobro, integrante del Comando ESI.

Desde ese espacio un grupo de docentes autoconvocadxs y autogestionadxs buscan generar estrategias dentro de la comunidad educativa y en las propias familias, dan herramientas para evitar la desinformación y poder exigir ese derecho. Guadalupe insiste con que la situación se agrava en la Provincia de Buenos Aires.

Quienes integran Comando ESI convocan este sábado a las 19 en el Centro Cultural Ambigú para pedir la aplicación efectiva de la ley en todos los niveles educativos, mayor presupuesto y financiamiento y una formación continua con perspectiva de género, con puntaje y gratuita para educadorxs.

 

Foto: Nicolás Stulberg


NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA