¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

Enamorarse es hablar corto y enredado

Enamorarse es hablar corto y enredado tiene la potencia de lo simple. Leandro Airaldo, su autor y director, se luce con inteligencia y sensibilidad. La obra rebalsa de sutileza y buenas decisiones, el texto es impecable y la dirección de la obra es tan clara que genera un lenguaje propio en sesenta minutos. Con el humor como puente entre la ciudad y el campo, Leandro escribió un encuentro novedoso de amor heterosexual, todo un desafío en los tiempos que corren.

La obra habla del encuentro entre Ana, una mujer de ciudad, y Pedro, un hombre de campo. Como testigos un banco de plaza, un árbol que conoce los misterios, el libro de Ana y el mate de Pedro. Entre tropiezos que ayudan a avanzar, la obra es esa instancia de conocerse con otra persona donde la otredad es una pregunta oceánica, apasionante.   

La puesta es profunda y hermosa. Cuanto mundo se puede construir con lo justo y necesario. El guión es tan potente que mantiene atentes a sus espectadores de comienzo a fin. La obra tiene cuerpo presente y una danza de palabras que te saca flotando del teatro. 



La escenografía de Miguel Nigro permite ver a los personajes de manera completa, verles la espalda, la nuca, la sombra. El juego entre la escenografía, el paisaje sonoro, el texto y la actuación son de una armonía que se impregna en el cuerpo del espectador.

La actuación de Sol Rodríguez Seoane tiene los matices necesarios para ablandar al público. La dulzura y la explosión de vitalidad hecha carcajada es una marca personal de Ana, la joven de ciudad. A su lado está Emiliano Diaz, encarnando a Pedro, este hombre de campo con cuerpo animal. La mirada brillante y los arrebatos campechanos de este personaje están sostenidos de manera orgánica. La combinación de les intérpretes no solo es lúdica, sino también dulce y apasionada. Salen del estereotipo heterosexual donde el hombre conquista a la mujer como un territorio a ganar: en la obra es Ana quien avanza.

Atravesada por nuestra cultura, por la muerte, los pájaros, las infancias, las coincidencias y las confusiones, Enamorarse es hablar corto y enredado viene a recordarnos que no hay un modo de acercarse, no hay reglas para arrimarse. ¿Será posible detener a las mariposas de campo?

“Todo se muere, hasta la pena”

Enamorarse es hablar corto y enredado

Las funciones de Enamorarse es hablar corto y enredado son los sábados 22:30 hs en El Camarín de las Musas (Mario Bravo 960, CABA). Las entradas se pueden adquirir haciendo click acá.


Ficha artístico técnica

Dramaturgia: Leandro Airaldo

Actúan: Emiliano Diaz, Sol Rodríguez Seoane

Vestuario: Alicia Macchi

Escenografía: Miguel Nigro

Iluminación: Luciana Giacobbe

Realización de escenografia: Manuel Escudero

Música: Silvia Vives

Sonido: Silvia Vives

Diseño: Nadia Estebanez, Veronica Lopez

Asistencia de dirección: Nadia Estebanez

Producción: Nadia Estebanez

Dirección: Leandro Airaldo

Si te gusta nuestro contenido y crees que hace falta más periodismo con mirada feminista, popular y de derechos humanos

sumate a nuestra comunidad y formá parte de está revolución.

¡Apoyá la autogestión!

Es actriz, payasa y docente de teatro independiente desde 2009. Madre y estudiante, milita actualmente en Cefiro Galpón Cultural.

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA