¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

¡APOYÁ NUESTRO TRABAJO!

Sumate a nuestra comunidad

READING

Conectar Igualdad: a la escuela con más derechos

Conectar Igualdad: a la escuela con más derechos

El programa que entrega computadoras a escuelas de todo el país fue relanzado después de su desarticulación durante la presidencia de Mauricio Macri. Ayer comenzaron las clases en la mayoría de las provincias y un derecho vedado vuelve a tomar forma de conquista. ¿Qué implica iniciar el ciclo lectivo con Conectar Igualdad en marcha?

Hubo un tiempo que fue hermoso

Raquel Possamay es docente jubilada y vive en la localidad neuquina de Junín de los Andes. Integró el equipo directivo de una escuela de Educación Especial cuando recién empezaban a llegar las computadoras a las escuelas. Hoy narra ese momento con una sonrisa que le empaña los ojos y coquetea con los límites de sus comisuras. “Era como un sueño, ¿no? Además, se trataba de una comunidad muy poco favorecida. Venían las cajitas con el nombre de cada uno y eso me pareció un detalle muy significativo. Cada máquina llegaba para alguien en particular, tanto para niños y niñas, como para docentes”, recuerda.

El relato de Raquel coincide con las experiencias de otrxs trabajadorxs de la rama en relación al lugar relegado que ocupan esas escuelas en las gestiones educativas. Era costumbre que el material sobrante de las primarias convencionales se repartiera en las escuelas especiales. Pero aquella vez, lo que al principio fue un acto administrativo más, y sin demasiadas expectativas, se convirtió en un hecho. A mediados de 2012, un camión de Correo Argentino descargó las netbooks en la Escuela de Educación Especial N° 9 “Ruca Antu”. Fue así como niñxs con discapacidad empezaron a hacer uso de una herramienta muy significativa para el aprendizaje. 

Se inauguraba una nueva etapa en la escuela y había que capacitarse. Raquel se sintió convocada a investigar.  “Las computadoras estaban y había que usarlas. Yo, que vengo de una generación de migrantes digitales, sentía que no tenía herramientas y era muy difícil en el equipo directivo convocar a maestros y maestras para que le dieran el mejor uso”, cuenta y agrega: ”Entonces, acompañando la llegada de las netbooks, se lanzó el postítulo en Educación y TICS y el postítulo en Educación y TICS para Educación Especial, que no fue menor porque implicaba una formación específica. Se estaba pensando en serio a la educación de personas con discapacidad y con ello, poniendo en debate un paradigma y un montón de conceptos”.


Te puede interesar: “Nosotres contamos”, la ESI transmedia

Además, ese quiebre contempló a las infancias y adolescencias como sujetos políticos que incidieron en la cotidianidad de la escuela. Si bien había docentes que buscaban aprender y hacer una bajada del uso de las computadoras como herramienta pedagógica, también estaban quienes las rechazaban o les resultaban indiferentes. Sin embargo, según las palabras de Raquel, lxs chicxs empezaron a imponer las netbooks en el aula: “Ellxs la llevaban, la ponían sobre la mesa o se la alcanzaban al referente tecnológico cuando tenían algún problema para que la habilite o la desbloquee. Fue muy importante la apropiación que hicieron de esa herramienta”. 

Números que devienen en conquistas

Con una netbook en sus manos, Eber posa para las cámaras de los medios de comunicación. “Ni Cristina, ni la presidencia, los argentinos le están entregando la computadora número 3 millones”, dice la mandataria mientras abraza al adolescente de 14 años por los hombros. Era 2013 y recién empezaba julio. Debajo del escenario, algunxs niñxs toman fotos o aplauden, pero la mayoría intenta prender las computadoras para empezar a usarlas desde sus butacas. Durante la infancia, la ansiedad por los regalos nada entiende de tiempos ni de esperas. 

El Programa Conectar Igualdad (PCI) se inauguró en 2010, durante la primera presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. Hasta el final de su segundo mandato en 2015, se entregaron 5.315.000 computadoras a docentes y estudiantes en un total de 11.573 escuelas secundarias.

Como la presencialidad escolar se vio alterada por los dos años de emergencia sanitaria que atraviesa el país debido a la pandemia de Covid-19, el gobierno nacional instó a retomar la entrega de equipamiento tecnológico. Durante el macrismo, el programa fue desarticulado y, finalmente, vaciado.  

A través del decreto decreto 11/2022 publicado en el Boletín Oficial, el poder ejecutivo le dio formalidad a la creación PCI, que también constará de capacitaciones a los y las docentes en el uso de dicha herramienta para “elaborar propuestas educativas con el objeto de favorecer la incorporación de las mismas en los procesos de enseñanza y de aprendizaje”. Serán beneficiadas las escuelas de Educación Secundaria y de Educación Especial. Para el resto de los niveles educativos, se aplicarán los criterios que entienda conveniente la autoridad de aplicación. 

El informe Conectar Igualdad, a 11 años de su creación. La consagración del derecho a enseñar y aprender fue publicado por la Dirección de Estudios de la Seguridad Social de la ANSES en abril de 2021. Según detalla el documento, transcurridos tres años de su puesta en marcha y en el marco del Plan Nacional de Inclusión Digital Educativa, se impulsó Huayra, “un sistema operativo libre con identidad nacional e inteligencia local y con una lógica modular posible de ser adaptada a los distintos usos y necesidades de las escuelas y la comunidad educativa”.

Entre 2010 y 2011, el PCI garantizó el acceso a la primera computadora en el hogar para casi el 30 por ciento de lxs estudiantes destinatarios y, tal como indica el informe, generó “un claro proceso de democratización del bienestar y distribución de recursos socialmente significativos”. La implementación del programa sumó, además, el acercamiento a la digitalización en los hogares, involucrando de manera indirecta a lxs integrantes de las familias en el aprendizaje y el uso de las TICs. 

El Conectar Igualdad supo ser un emblema de época, un cambio de paradigma a nivel educativo y cultural. La anécdota que L-gante contó en una entrevista con el periodista Julio Leiva chocó en las narices de aquellos que acostumbran a destilar odio de clase: no faltaron quienes pusieron en duda la adquisición de la netbook para no asumir que uno de los cantantes más populares de la juventud había grabado su primer tema con esa herramienta. Sin embargo, los números lo confirman: cada compu fue y será una victoria. 

Si te gusta nuestro contenido y crees que hace falta más periodismo con mirada feminista, popular y de derechos humanos

sumate a nuestra comunidad y formá parte de está revolución.

¡Apoyá la autogestión!

Coordinadora editorial de Feminacida. Nació en Buenos Aires, en 1993. Fotógrafa, periodista y licenciada en Comunicación Social, egresada de la Universidad Nacional de La Matanza. Es profesora de Comunicación y Construcción de la Ciudadanía en escuelas de gestión pública y privada de ese distrito y tallerista de Educación Sexual Integral. Es co-autora del newsletter “No me arrepiento de esta ESI” de Feminacida.

RELATED POST

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA