Beya Durmiente

“Esta es mi iglesia”, invita la DJ desde su consola plantada en el escenario mientras lxs espectadores se acomodan en sus butacas. No será una obra de teatro convencional. Carla Crespo se pondrá en la piel de Beya Durmiente para ofrecer un espectáculo performático musical sobre los intentos desesperados de sobrevivir en situación de trata. Entre juegos de luces histriónicos y mezclas electrónicas enardecidas, resuena la voz y vibra el cuerpo de una mujer presa en un puticlub de Lanús.

La obra está basada en la nouvelle Le viste la cara a dios de Gabriela Cabezón Cámara. Con una actuación desenfrenada e impecable, la psiquis de Beya se hace materia: sonidos sórdidos, gritos ahogados, loops repetidos, manos que replican golpes. En ese contexto la DJ cuenta cómo la secuestraron y la llevaron a ese antro clandestino del sur del conurbano bonaerense. Cómo su cuerpo deviene en muñeca y pasa de un policía a un juez, de la cocaína al alcohol, de la pieza al hall, de la muerte a la resurrección.

“Es casi como una zombie en vida, que se ve a sí misma desdoblada o dislocada en esta situación de tortura y secuestro. Una mujer se observa carne y se delira santa”, definen sus creadoras. Desde su cabina hecha altar, Beya le reza a San Jorge mientras se arma de miserias y experiencias para salir de allí con la venganza como faro. ¿Hasta dónde puede un cuerpo?

¿Dónde y cuándo verla?

Domingos 18 hs. (Hasta el 24 de noviembre)

Xirgu UNTREF. Chacabuco 875. San Telmo.

Entradas anticipadas en Plateanet.

Ficha Técnica

Actriz: Carla Crespo

Coach musical y colaboración artística: Bárbara Togander

Dirección de arte y diseño de escenografía: Julieta Potenze

Realización de escenografía: Ariel Vaccaro

Diseño de iluminación: José A. Binetti

Diseño de vestuario: Gerónimo Lagos Agüero

Realización de vestuario: Leonardo Colonna y Jessica Vanina Bellomo

Fotografía: Nora Lezano

Asistente de dirección: Sofía Costantino

Dirección: Victoria Roland


NOTAS RELACIONADAS

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA