LEYENDO

Nike busca complicidad con el feminismo

Nike busca complicidad con el feminismo

Una de las marcas de ropa más importantes del mundo hizo conocer a través de su cuenta de Twitter en México un spot publicitario que tiene a las mujeres como protagonistas. El comercial se viralizó y despertó polémica. ¿Una publicidad feminista? El video que dura un minuto y medio muestra a distintas mujeres revelándose ante las situaciones cotidianas: una madre que impone estereotipos de femineidad a una hija, acoso callejero y el mansplaining de un obrero. La ciudad se descontrola, caos, locura y los espectadores de la situación se quedan anonadados cuando las mujeres corren contra el embotellamiento del tránsito.

En twitter miles de opiniones salieron al instante, se hizo viral el video y las repreguntas cayeron como catarata ante esta nueva ola de publicidades que busca complicidad con una realidad que avanza a paso firme.

¿Hay que bancar a una multinacional que mientras busca esta alianza explota a miles de mujeres, niñas y niños? ¿Se puede concordar cuando Nike tiene a once ejecutivos denunciados por acoso? ¿Puede la publicidad tomar al feminismo como un eslogan? Más allá de estas válidas y necesarias preguntas, quienes realizaron esta publicidad lograron el objetivo: estar en boca de todas y todos. Es necesario destacar que la marca cae en varios estereotipos aunque trate de salir, con esfuerzo, de los lugares comunes. El primer plano de unas zapatillas rosas condice con esta cuestión.

La ola verde no se queda atrás y al final del spot aparece, ¿un guiño al aborto?  Una mujer sale cabalgando en un caballo con un pañuelo de tinte verde en la cara y un mensaje “juntas somos imparables”.

En un país con una tradición machista muy arraigada, avanzar con este tipo de mensajes es muchísimo más respetable que continuar replicando a mujeres perfectas, con cuerpos increíbles y rostros exóticamente atractivos. Del otro lado de la puerta hay un público que ya no se queda quieto sino que arremete con diferentes opiniones y posturas al respecto y que no pierde de vista ningún paso en falso que las multinacionales quieran dar. El camino no está cerrado y hay mucho hilo que cortar aún. Tal vez, cualquier extremo es criticable y la sensibilidad con la deben manejarse estas cuestiones es mayor que un endeble video de minuto y medio. Lo indiscutible es que ya no se pueden quedar atrás con una sociedad que reclama responsabilidad en sus publicidades.

Compartimos con ustedes distintas posturas polémicas:

 

https://twitter.com/dalesmm/status/1035921372650844161

 


Co-Directora de FemiNACIDA. Nació en julio de 1992. Es periodista egresada de ETER Escuela de Comunicación y fotógrafa de la Escuela Nacional de Fotografía. Colaboró con Revista Sudestada y distintos portales web.

NOTAS RELACIONADAS

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA