Múltiple y diversa

Por Laura Amarilla

La Plataforma Curatorial Conti- UNA es un espacio de intercambio entre el Área Transdepartamental de Crítica de Artes de la UNA y el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti. Este lugar hasta febrero contendrá una muestra conformada por siete proyectos compositivos desarrollados por estudiantes de la Licenciatura en Curaduría de Artes que, luego de un año y medio de investigación, diálogo y gestión ven nacer este proyecto colectivo que reafirma a la educación universitaria pública y gratuita como un eslabón indispensable en la producción de conocimiento y generación de espacios de diálogo y difusión.

Aún con el recorte presupuestario y a pesar de los atropellos que ha sufrido en los últimos años, esta muestra evidencia su capacidad para reunir las herramientas necesarias y dispara contra la desidia estatal. Es que la Plataforma Curatorial Conti-UNA desarma los discursos de poder que reinan en el mundo del arte.

Utiliza distintas operaciones curatoriales para escapar del reflejo de espacios de exhibición convencionales y reúne en una amplia sala segmentada, multiplicidad de obras que exploran conceptos vinculados, por un lado a la reflexión sobre el carácter de la colección del espacio que las alberga, y por otro, a las temáticas que los movimientos de estos últimos años han reavivado: la resiliencia, la construcción de la identidad, la teoría del género, el cuerpo, la violencia institucional, el feminismo, la política, el concepto de memoria y el de deconstrucción.

Un recorrido

En una sala luminosa y con vista abierta que parece una plataforma flotante, la obra Resiliencia de Ana Paula Hal recibe al público. Cuelga en las alturas una gran crisálida azul multitextural, cuya figura ofrece diversas asociaciones. Sin embargo y a la distancia, se dibuja una lectura que parece presentar el proceso de mutación que atravesaron estos  nuevos curadores y curadoras formados en el ámbito de la universidad pública.

Detrás de la pared que hace de fondo de la crisálida aparece (Entre) Políticas de la Intimidad, un inventario público y privado cuya tematización gira en torno a dos posiciones: lo interno y lo externo. El relato de un otro y desde esos otros: el conurbano, la periferia y los bordes anidan en las paredes y los pasillos de este cuadrado blanco en el que se disponen obras de arte visual y audiovisual.

Álbumes fotográficos del Archivo de la Memoria Trans se articulan con las obras Nunca serás mujer de Effy Beth (artista y activista trans fallecida, alumna de la UNA), Efímera de Denis Carner Lorenzo, Proxemia de Leonardo Gracés o Conjuntos evocativos II de Eric Markowski. La diversidad de objetos exhibidos se vuelve análoga con el presente.

El recorrido continúa con Reyna, reyna, reyna, cuyo título evoca un poema de Alejandra Lapacó. Ahí, entre sus cuadros con personajes amorfos, a tono con la escultura de Guerrieri y cobijadas a la sombra de un árbol que recuerda al controvertido artista y activista chino Ai WeiWei, indaga sobre las formas en las que perdura esta narrativa. Por otro lado, en algunos rincones aparecen textos de muestras performáticas y por lo tanto efímeras, cuyas huellas se convierten en un relato del presente líquido.

Territorios de violencia

Más adelante atravesando el pasillo aparece Tres, una propuesta curatorial que articula la escultura, la intervención de fotografías y el concepto técnico sonoro tres a uno en formato audiovisual.  

La exhibición que cierra la muestra es Territorios de violencia. Energías de resistencia, un relato de la escena del feminismo argentino y su articulación con otros movimientos nacionales y latinoamericanos. Al ingresar a este espacio, una gran fotografía sublimada en tela reza “calladita te ves más bonita” y discute sobre sí misma al bordar las bocas rojas, provocativas y sublevadas de las mujeres de ayer y de hoy.

Archivo trans

Las cartas de compañeras trans recuperadas por el Archivo, construyen un espacio de visibilización y reflexión, mientras que en el sonido ambiente se hacen eco las demandas de mujeres, lesbianas y trans en las movilizaciones. Un papel tejido con oro recuerda el concepto japonés kitsukunoi (el arte de reparar con oro la cerámica quebrantada) y su concepto cierra el círculo al volver al título de la primera obra: resiliencia. No es sólo la posibilidad de sanar, sino de hacerlo a través de la reconstrucción con materiales que fortalecen.

Romper con el discurso

La propuesta Plataforma Curatorial Conti-UNA aparece como oportunidad de ruptura de los discursos hegemónicos del arte. Su re-territorialización reivindica la urgencia de la documentación de los procesos como posibilidad para elaborar una memoria nacional y latinoamericana; explora y potencia la construcción colectiva; defiende e ilustra las herramientas de formación que brinda la educación universitaria pública y gratuita. Afirma, en primera y última instancia, su importancia como engranaje para la construcción de una nación con políticas igualitarias y diversas.

Datos sobre la muestra:

Plataforma curatorial Conti – UNA: Noviembre 2018 / Febrero 2019.

Lugar: Centro Cultural de la Memoria “Haroldo Conti” – Avenida del Libertador 8151, CABA.

Horario de visitas: Martes a domingo y feriados de 11 a 21 horas. – Entrada gratuita.

Contacto: 4702-7777 / ccmhconti@jus.gob.ar

Fotos: Centro Cultural de la Memoria “Haroldo Conti”


NOTAS RELACIONADAS

NO HAY COMENTARIOS EN ESTA NOTA